Terápias Naturales

Drenaje Linfático:

Presiones suaves y lentas que arrastran residuos y toxinas que van quedando acumulados en la linfa y ayudan a su eliminación.

Reflexología podal:

La reflexología podal, mediante técnicas de masaje específicas y acupresión aplicadas a puntos reflejos de los pies, potencia la capacidad propia del organismo de reequilibrar el funcionamiento de los órganos y liberar bloqueos energéticos.
En una sesión de reflexología podal, presionamos diferentes puntos del pie en función del desequilibrio que se tenga que regular: migrañas, insomnio, problemas digestivos, estreñimiento … de tal manera que activamos los mecanismos de autocuración del propio organismo.
Además de estas propiedades, un masaje de reflexología podal nos proporciona una agradable sensación de bienestar inmediato, ya que induce a la relajación física y psíquica.
Sus principales beneficios son:
Reduce el estrés y la ansiedad.
-Equilibrio los diferentes sistemas.
-Mejora la circulación.
-Permite la liberación de toxinas.
-Revitalitza la energía.
-Actúa de manera preventiva ….

Técnica metamórfica:

Es una herramienta de transformación personal basada en la reflexología que se practica en las zonas reflejas de la columna vertebral localizadas en los pies, las manos y en la cabeza aplicando un suave masaje parecido a una caricia. Al ser aplicada esta técnica se liberan los bloqueos energéticos que se produjeron en la etapa prenatal, durante el embarazo, el nacimiento y en el desarrollo del parto y que marcan las pautas emocionales subconscientes que determinan nuestra manera de estar, actuar y reaccionar.
Nos conecta directamente con todas nuestras potencialidades presentes en el momento de la concepción, propiciando cambios de actitud en relación a nosotros mismos y en consecuencia con nuestras relaciones personales, familiares y laborales, por lo que conseguimos más bienestar, salud y armonía en nuestras vidas y en nuestro entorno.

Reiki:

El Reiki es un antiguo método de sanación mediante imposición de manos, que transmite la energía produciendo un reequilibrio bioenergético. Cuando hay un desequilibrio en nuestro organismo, las vibraciones que se producen son de una frecuencia inharmònica i perjudicial que impide a nuestras células desarrollarse con normalidad por lo que nuestros sistemas dejan de funcionar de forma óptima. El tratamiento de Reiki realiza un aporte energético de intensidad y frecuencia necesarias para restablecer el equilibrio y con él la curación.